En el marco de la materia de 4° Primaria Pedagogía Crítica de las Diferencias y de Dimensión ético política de la praxis docente, del Tronco común, el lunes 20 de mayo recibimos la visita de la profesora Adela Toresano. El motivo: acercarnos la experiencia de la Escuela Isauro Arancibia.

No es posible sintetizar en pocas líneas la labor indispensable de una institución tan singular y necesaria como el Isauro. De otro modo, no habría sido necesaria ninguna invitación.

Basten algunos datos: el Centro Educativo Isauro Arancibia  es una escuela pública para jóvenes y adultos en situación de calle. Isauro Arancibia fue el primer Secretario General de la Central de los Trabajadores de la Educación (CTERA) y fue uno de los desaparecidos de la última dictadura cívico militar.

Fue creado en 1998 y en ese momento contaba con una sola alumna. El crecimiento notable habla por sí sólo: treinta años después atiende a unos trescientos estudiantes. Habla bien y mal: lo potente de su labor institucional como la inoperancia de la política para solucionar los problemas de las personas en situación de calle.

El Isauro, un espacio inclusivo, tuvo que adaptarse para dar cuenta de las necesidades de sus estudiantes y, actualmente, es una escuela de jornada extendida con jardín, primaria común, secundaría, talleres de oficio y arte (panadería, costura, bicicletería, revista, radio, entre otros).

Adela Toresano, narró su experiencia en el Isauro a partir de imágenes, revistas y libros. Pudo advertirse el inclaudicable compromiso con la tarea de educar a quienes más lo necesitan, tanto de ella como de todos los docentes de esa escuela dirigida por la profesora Susana Reyes.

       

javier-caramia.jpg

Prof. Javier Caramía

Del 16 al 19 de mayo se realizó en Villa Ballester el 1er Festival Internacional de teatro de títeres y objetos. Por las calles, plazas y teatros del barrio, artistas locales y otros venidos de lugares tan lejanos como India, China, Inglaterra, Italia y Brasil ofrecieron espectáculos gratuitos a un público de todas las edades y gustos.
Con las estudiantes de los 2dos años de ambos profesorados asistimos a la apertura del Festival y pudimos entrar en la magia que generan esos juguetes y objetos que cobraron vida ante nosotros.  La experiencia estética compartida amplió nuestro mundo y nos planteó cuántos lenguajes permiten expresarnos, además de las palabras.

Prof. Grosso y Prof. Gabriela Torreira

En el marco del abordaje de las principales problemáticas de las Ciencias Sociales en el Nivel Inicial, con las docentes en formación del segundo año de la carrera, comenzamos a trabajar los Derechos de niños, niñas y adolescentes como texto y contexto de enseñanza y propiciamos, al mismo tiempo, el conocimiento de una estructura didáctica. La transversalidad de esta temática no exime su puesta en marcha en la sala y por ello la propuesta que llevamos adelante está basada en vivenciar, a través de una secuencia didáctica, el Derecho a la identidad. Comenzamos por la lectura de una poesía que nos invitaba a pensar e intercambiar ideas respecto del origen de nuestros nombres, quién/es lo eligieron, nuestros sobrenombres, si los tuviéramos, y cómo nos sentíamos al respecto. A continuación, por grupos, seleccionaron algún personaje de la poesía a fin de confeccionar un títere, pensarle un nombre y un sobrenombre y a partir de estos crear una rima para presentar, una vez finalizada la consigna, a los otros grupos de compañeras. La propuesta, ya que se trata de una secuencia didáctica, es continuar trabajando esta temática luego de las vacaciones. Compartimos algunas imágenes de lo realizado hasta aquí.

Mónica Descalzo (Prof. Didáctica de las Cs Sociales 2° N.I)

   

image1.jpg

Mónica Descalzo

Prof. de Pract. del Lenguaje y lit.

Sábado 23 de junio; justo en mi cumpleaños. Es mediodía, y el sol se derrama sobre la Plaza Lavalle. Pero nosotros no nos dedicamos a él. Cruzamos la calle y, resueltos, nos sumergimos en la luz nocturna del “Pasaje de carruajes” (¡qué nombre con resonancias de cuento de hadas!), desde donde se entra a la visita guiada por el Teatro Colón.

Puntual, la guía nos espera y nos conduce por el interior del teatro. Va explicando las cuestiones más significativas de cada sitio: su historia, los materiales que se usaron en su construcción, o detalles de interpretación que tal vez podrían pasar inadvertidos… En algunos momentos, con diálogo pedagógico, nos permite deducir a nosotros el porqué de ciertas particularidades; en otros, sabiendo que sus visitantes somos docentes, nos señala cuestiones que quizá no le interesarían a otro tipo de público. Y describe y narra, y nos ayuda a imaginar: vemos los espejos del Salón Dorado reflejando infinitamente ya no nuestras imágenes de hoy, sino las joyas de las damas, el luminoso champagne de copas, y el humo de los cigarros que imita los arabescos de las columnas. Sentimos el murmullo de los vestidos acariciando las alfombras y el pudor de las viudas que poblaban los palcos cerrados… Porque, desde que entramos, el Colón nos atrapó con su magia: el mundo ordinario quedó atrás, y ahora habitamos un lugar sin tiempo, en donde todo puede suceder.

Y sucede.

De pronto, en medio de la explicación acerca de los músicos que decoran el Salón de los Bustos, la guía comienza a cantar: una voz límpida, clara y afinada, que nos trae a la memoria las melodías más conocidas de algunos compositores. Sonidos que creíamos olvidados nos sorprenden; el canto y la música multiplican el hechizo de la arquitectura y la decoración.

Ahí también se develó otro misterio: que nuestra guía se llama Marina di Marco de Grossi, que es licenciada en Letras (a quien algunos de ustedes quizá conocieron dando un TAIN sobre poesía y libro álbum el año pasado), que integró durante varios años el Coro de Niños del Colón. Y que es mi hija.

Y hay más: Marina nos invita a abrir un telón para entrar en la sala principal del teatro. El inmenso recinto está totalmente iluminado, y frente a nosotros, en el escenario, ¡un bosque!

Impresionados, entramos y nos sentamos en las butacas de la platea para ver todo lo posible y escuchar las últimas explicaciones. No deja de asombrarnos el Teatro; la espectacular araña, la cúpula de Soldi, la suave calidez de los tapizados y cortinados, la acústica de la que el mundo entero habla…

Y cuando nos vamos (casi sin ganas, debo confesarlo: uno se quedaría ahí, viviendo ese ensueño), la guía dice algo que no llego a captar. Y, repentinamente, ¡los colegas y alumnos me cantan el “Feliz cumpleaños” en el auditorio principal del Teatro Colón! Así, gracias a toda esa magia, recibí uno de los mejores regalos de toda mi vida.

imagen1.png

Noemí Pnedzik

¿Cómo germinar vínculos de interés entre un género musical como la ópera y nuestros estudiantes, en estos tiempos? Tal fue la pregunta que nos formulamos con la profesora Nomi Pendzik, a propósito de la visita al Teatro Colón, en el marco de un TAIN. Por este motivo convocamos el pasado jueves 5 de julio a todos aquellos que estuviesen interesados en asistir a una clase especial para conversar sobre los conocimientos, las percepciones, opiniones, prejuicios y experiencias relacionadas con el vasto universo operístico.

Hubo mucha receptividad por parte de los alumnos, quienes se mostraron apasionados en descubrir la historia y las diferentes propuestas estéticas de cada fragmento que se presentaba de distintas óperas.

Las sucesivas escuchas nos permitieron identificar nuestros propios criterios de valoración y así reflexionar sobre las diferentes propuestas artísticas. También disfrutamos de varias animaciones que se prestan para utilizar en el aula con los más pequeños e introducirlos en esta estética vocal tan particular.

Por último, realizamos una actividad de escritura creativa a partir de un aria de ópera, la cual nos permitimos re interpretar desde nuestra idea: se trata de la Canción a la Luna de la ópera Rusalka de Dvorak (estrenada en Praga en 1901).

La propuesta, en la que se unieron Prácticas del Lenguaje y Música, fue apenas un recorte pequeño del fascinante mundo que hay en torno a la ópera. Para quienes quieran conocer estos fragmentos, les dejamos a modo de ejemplo uno de los links utilizados en clase.

“Fígaro” Tom y Jerry: https://www.youtube.com/watch?v=QFFOHqx520E

Prof. Pablo Stocco
(Prof. a cargo de Educación Musical
y Ateneo de las nuevas expresiones artísticas (.I.)

staff.jpg

Pablo Stocco

“Quiero tiempo pero tiempo no apurado, tiempo de jugar que es el mejor.” Marcha de Osías, María Elena Walsh

¿A qué jugamos? ¿Cuántas veces escuchamos o hicimos esta propuesta de niños? ¿Qué implicaba JUGAR? ¿Jugar para aprender? ¿Jugar “en serio”? ¿Jugar por jugar?

El juego está presente en los niños sin duda alguna, mientras haya niños habrá juegos. El Museo del Juguete en Boulogne es un espacio para aprender, crear, imaginar, recordar, reflexionar y por supuesto para jugar, porque ante todo jugar es un derecho y así nos lo recuerdan en el museo.

Entonces iniciamos un recorrido por los juegos de siempre: balero, trompo, rayuela, soga, yo-yo. Observamos juegos para construir y destruir. Hablamos de juguetes y género. Viajamos con juegos de mesa en sus recorridos y con muñecas de variados países. Encontramos esos juguetes que nos hicieron volver a la infancia y esos otros que tal vez alguien nos había contado y que nunca habíamos visto. Reflexionamos acerca de la industria del juguete y finalmente… jugamos un ratito. Y así fuimos otros y a la vez los mismos. Y en un parque verde seguimos jugando y nos movimos sin vergüenza adultos y chicos.

Esto es apenas una breve descripción de nuestra experiencia del TAIN que disfrutamos el sábado 10 de junio en un lugar que no sólo “nos abrió la puerta para ir a jugar” sino que nos abrió muchas ventanas para asomarnos al mundo de los juegos y juguetes de distintos tiempos y lugares.

“Al jugar somos protagonistas, ensayamos modos de estar en el mundo, de hacer amigos, de salir adelante, de entender la realidad, de ser valientes, medimos fuerzas, probamos habilidades, tomamos decisiones, retrocedemos, corregimos y siempre podemos jugar otra vez. Por eso existe este Museo. Creemos que no hay actividad humana más asombrosa que jugar.”

staff17.jpg

Gabriela Carbone

Fue el cierre de la unidad en la materia Didáctica de las Cs. Naturales, en el cual, las alumnas de Segundo año de Educación Inicial apoyándose en la bibliografía, investigación y creatividad diseñaron estos espacios para ser compartidos con el resto de las compañeras e institución educativa. Cada grupo demostró lo trabajado hasta el momento, exponiendo la importancia de las ciencias en edades tempranas, utilizando materiales adecuados para el nivel inicial, entregando folletería explicando cómo generar cada espacio, seleccionando experimentos acordes a las distintas edades. El objetivo principal de la materia es que las alumnas puedan vivenciar, “pasar por las manos”, cada contenido y así poder utilizarlo en sus prácticas como futuras docentes.

  

staff3.jpg

Mariela Cirielli